Las telas para elaborar queso están fabricadas con diferentes materias primas como: algodón, lino o nylon en crudo y con distintos gramajes, lo cual se traduce en una tela más o menos gruesa. Pueden tener varios anchos y se presentan en el formato de bobina.

Mostrando los 9 resultados